Pecio de los Santos

Inicio / N-340 / Ítems patrimoniales / Provincia de Málaga / Benalmádena / Pecio de los Santos

Ítem número 10 de 12 en Benalmádena


Centro urbano de Benalmádena
Anterior
Siguiente

Pontón sobre el Arroyo del Lagar
El arroyo del Lagar crea un barranco que la carretera salvó mediante un pequeño pontón de arco de medio punto de sillería. El trazado se aleja ligeramente de la costa para adentrarse en el barranco...
Buscar

El pecio de los Santos parece responder al abandono de la carga de un bergantín inglés –la Isabella– que en 1855 se dirigía a Calcuta desde Génova, para la ornamentación de alguna mansión. Su hallazgo a principios de los sesenta motivó gran atracción ya que por un tiempo se creyó que la estatua localizada que representaba a Dionysos podía tener cierta antigüedad, aunque investigaciones posteriores han desmentido esta hipótesis en base a posteriores inspecciones que localizaron materiales de transporte, estatuas similares de corte clásico y columnas de mármol. Estos restos subacuáticos son la muestra de las características topográficas de la zona, en donde aumenta las dificultades de navegación por la presencia de acantilados y la N-340 se aproxima al borde litoral para mantener su trazado a la misma cota.

También denominado Pecio de la Perla y Isabella

Periodo
Anterior a la carretera
Relación con la carretera
Visible desde la carretera
Estado actual
Pendiente
Estado de conservación
Pendiente
Protección

BIC zona arqueológica (inscrito BOJA 06/07/2009).

Accesibilidad
  • Dificultad de acceso: Alto
  • Visita: No accesible

Descripciones

  • Don Pedro Rodríguez Oliva, que ha visitado el pecio, lo sitúa entre los 6 y los 10 metros de profundidad encallado sobre un lecho rocoso y cubierto de arena. Don Carlos Posac Mon lo localiza frente a Torrequebrada y a unos 300 metros de la orilla.

    Se ha escrito mucho sobre el origen y la cronología de esta embarcación y su cargamento. Las esculturas halladas en él han sido objeto de una gran polémica ya que su talla clásica hacían pensar que se trataban de época romana.

    A ellas se debe el nombre de "Los Santos". Las gentes del lugar pensaban que se trataba de Santos que procedían del mar. Paradójicamente se encontraba una cada 10 años y siempre a través de la noticia de algún bañista o pescador que decía haber visto a un ahogado en la playa de Torrequebrada.

    Actualmente se ha constatado que se trata de una embarcación moderna del tipo bergantín inglés que transportaba mercancía diversa para la ornamentación de alguna mansión.

    En 1974 se llevó a cabo una "campaña de excavación arqueológica submarina" organizada por el Club de Buceo "Los Delfines" y dirigida por el Profesor de Arqueología de la Universidad de Barcelona, Don Eduardo Ripoll. El material extraido durante la intervención fue depositado en distintos Museos y Organismos de Málaga.

    Anterior a esta intervención, en el año 1961, se llevó a cabo otra de índole desconocido.

    Fuente: Base de datos Patrimonio Inmueble de Andalucía

  • En la intervención llevada a cabo se han documentado nuevos materiales procedentes del cargamento de este pecio. Se trata de una serie de fustes de columnas, tres en concreto, y una peana de mármol. El lugar del hallazgo, a 150 m al este del lugar del hundimiento y en una zona rocosa, podría corroborar la hipótesis sobre la posibilidad de abandono de carga del navío para evitar el hundimiento.

    En principio, y por lo que se conoce hasta el momento, el cargamento del barco estaba compuesto por un gran número de losas de mármol, varias cajas de barras de azufre alargadas y de sección triangular para facilitar su transporte, gran cantidad de cañas de bambú gruesas, varias estatuas (Dioniso, la Diosa Artemisa, Cupido, un busto femenino...) todas ellas de corte clásico; piezas de un damero o ajedrez; y la última adquisición anteriormente mencionada, los restos de tres columnas de mármol junto a lo que parece ser una peana, también de mármol.

    Por otra parte se han recogido nuevos datos acerca del tipo de embarcación: parece ser que el bergantín inglés era de dos palos, el mayor y la mesana, tenía una eslora de 114 pies, una manga de 28 pies y un puntal de 13 pies. Las maderas aparecían perfectamente machihembradas forradas con una finísima chapa de latón. Se han hallado numerosos clavos metálicos, pertenecientes a la estructura del barco, diseminados por toda la zona.

    Al parecer podría tratarse de la Isabella, naufragado el 4 de marzo de 1855. El navío partió de Génova y se hundió cuando se dirigía a la ciudad india de Calcuta. Transportaba un cargamento de estatuas de mármol para la ornamentación de alguna mansión en la India.

    Fuente: BOJA, no. 129, 6 de julio de 2009, p. 92.

Catalogación

Tipologías

Tipología Pecios de transporte
Cronología 04/03/1855

Protección

BIC zona arqueológica (inscrito BOJA 06/07/2009).

Información documental

  • BOJA, no. 129, 6 de julio de 2009, p. 92
  • Centro de Arqueología Subacuática. Nuria Esther Rodríguez Mariscal,Documentación y Análisis del Riesgo Antrópico del Patrimonio Arqueológico Subacuático de Andalucía. Provincia de Almería. Pecio de los Santos, 1997.

Información bibliográfica

Datos geográficos

ETRS 89 UTM Zona 30N 36.57902, -4.54530
SRC WGS 84 36°34'44.5"N 4°32'43.1"W