Hotel Princess Costa del Sol

Inicio / N-340 / Ítems patrimoniales / Provincia de Málaga / Estepona / Conjunto de Guadalmansa / Hotel Princess Costa del Sol

Ítem número 13 de 47 en Conjunto de Guadalmansa, Estepona


Playa de Guadalmansa
La playa de Guadalmansa se localiza en el término municipal de Estepona, entre la Punta de Guadalmansa y Punta del Saladillo. Esta formación litoral de 2.500 metros de longitud y 10 metros de anchu...
Anterior
Siguiente

Torre de Guadalmansa
La Torre de Guadalmansa se asocia a la defensa de la producción agrícola de los terrenos colindantes, marcando así el fuerte peso productivo que esta zona adquirió, como así ejemplificó la posterio...
Buscar

La antigua residencia San Jaime es un ejemplo de esas inversiones privadas enfocadas a resolver el tiempo de ocio de sus empleados, en este caso el Banco Español de Crédito, muy similar a la cercana operación de ISDABE que promovieran las Cajas Confederadas. Situada al sur de la N-340, en primera línea de playa y próxima a la desembocadura del río Guadalmansa, se implanta en un terreno llano en donde puede desarrollar plenamente su programa, buscando la mejor orientación y vistas. Si bien el cambio de función original al actual de hotel ha provocado la modificación de gran parte de su imagen original, conserva todavía ciertos rasgos que provocaron su afiliación a esa arquitectura del relax que describía Diego Santos para la arquitectura de la N-340.

También denominado Residencia San Jaime

Periodo
1951–1975
Relación con la carretera
Visible desde la carretera
Estado actual
Pendiente
Estado de conservación
Pendiente
Protección
  • Protección Grado C o zona intuida como yacimiento arqueológico pendiente de prospección (Adaptación Parcial a la LOUA, PGOU Estepona, 2011).
Accesibilidad
  • Dificultad de acceso: Bajo
  • Visita: Continua

Descripciones

  • Un pabellón de habitaciones perteneciente al actual Hotel Princess Costa del Sol es lo único que queda hoy de un gran complejo de vacaciones para los empleados del entonces Banco Español de Crédito y conocido como Residencial San Jaime. El conjunto, todo un pueblo de ocio desarrollado sobre una considerable franja de terreno situada a pie de playa, se construyó en 1964.

    Nacidas de una ya obsoleta concepción de las relaciones entre empleados y empresa, este tipo de actuaciones fueron relativamente frecuentes en aquella época, aunque la mayoría de ellas ya han desaparecido como tales.

    Hoy en día sólo subsiste el mencionado edificio residencial, explotado como parte de un hotel, y una pequeña colonia de bungalows adyacente, así como la zona de piscina, que aún conserva el encanto del proyecto original. La disposición en planta del edificio pretende aprovechar al máximo soleamiento y buenas vistas, así como privacidad, adoptando la disposición en espina de pez, pero dotando de un curioso tratamiento formal a los paramentos exteriores, en el que destacan los extraños juegos de hueco-vacío que forman los planos de las terrazas. Así mismo, llaman la atención las peculiares escaleras que rematan las esquinas del edificio.

    Por último, reseñar el tratamiento escultórico de fachadas y elementos estilísticos en un alarde casi barroco de texturas rugosas, planos oblicuos y juegos de luces y sombras.

    Fuente: VV.AA. La Arquitectura del sol_Sunland architecture. Barcelona: Colegios Oficiales de Arquitectos de Cataluña, Comunidad Valenciana, Islas Baleares, Murcia, Almería, Granada, Málaga y Canarias, 2002, p. 278

  • Aunque no lleva la denominación de hotel, y en realidad es un organismo privado la Residencia San Jaime, del Banco Español de Crédito de Estepona, puede quedar perfectamente encuadrada dentro de dicha concepción, puesto que reúne la mayoría de los principios que le son propios. Únicamente su específica finalidad, es decir, el autoabastecimiento de clientes, que son a la vez trabajadores de la citada entidad bancaria, justifica una ubicación tan alejada del Aeropuerto Internacional de Málaga en una fecha tan temprana.

    El Conjunto Residencial San Jaime fue proyectado en el mes de mayo de 1964 por el arquitecto Miguel de Oriol e Ibarra, constituyendo uno de los primeros trabajos de su actividad profesional. La idea que ha presidido la realización de todo el conjunto es sin duda la adaptación al sitio y la utilización de materiales locales, por lo que curiosamente viene a coincidir con el estilo funcionalista de los países escandinavos, que en los años de posguerra surgieron impetuosamente con matices autóctonos. Sobre un solar con una superficie total de 75 000 m2 orientado de norte a sur, se erige el Conjunto, el cual viene a ocupar unos 4504,04 m2. Su desarrollo está concebido horizontalmente, y adaptándose a la propia horizontalidad del terreno, muy llano en toda esta zona al sur de la CN/340. Aquí es donde se alojan las habitaciones, organizadas de tal forma.

    El edificio construido de este modo viene a ser el centro de relación de todos los habitantes de la ciudad de vacaciones de San Jaime. Esta razón, aparte de las ya tradicionales, motiva ahora una mayor diferenciación entre los dos espacios: públicos y privados. La unión de ambos elementos forma un claustro, que tiene en su parte posterior un nuevo patio independiente, donde está emplazada la zona de juegos de niños, aprovechando la umbría de una arboleda de pinos allí existentes. Conectando este núcleo con el famliar está la zona social, paralela al mar y abiera en su totalidad a un porche a mediodía.

    La zona pública tiene planta en forma de cruz griega, cuya cabecera orientada al este está destinada al servicio. Los otros tres brazos de la cruz cobijan respectivamente cada una de las funciones características de este espacio: el primero el club o zona de juegos tranquilos y el bar; el segundo el comedor interior y exterior, adyacentes ambos a los servicios; y el tercero el salón de tertulias y la televisión, formando una L con el comedor y encerrando dentro de dicha L la piscina. Esta L es el punto de vida en común de mayor densidad.

    El centro de la cruz constituye el vaso vertical de las comunicaciones verticales, diferenciado exteriormente mediante un tratamiento de celosías, donde se centralizan las escaleras, los ascensores y el montacargas, así como el encuentro de las distribuciones horizontales.

    La zona de habitaciones con una capacidad bastante grande se sitúa únicamente sobre el bloque perpendicular al mar. Su propia configuración rectangular determina casi obligatoriamente una organización axial, en torno a un eje central de simetría bilateral, constituido por el pasillo, al que se abren las distintas habitaciones. Cada una posee además del específico espacio para el descanso, un cuarto de baño y una terraza.

    Fuente: Morales Folguera, José Miguel. La Arquitectura del Ocio en la Costa del Sol. Málaga: Universidad de Málaga, 1982, p. 123-125.

  • La Residencia San Jaime del Banco Español de Crédito, en Estepona, es el punto extremo y final en este estilo costero del relax; primero por su lejanía de ese epicentro geográfico que es Málaga-Torremolinos, y en segundo lugar por su cronología avanzada. El conjunto, en efecto, fue proyectado en 1964 por el arquitecto Miguel de Oriol e Ibarra. No debe extrañar que los elementos surreales hayan desaparecido casi por completo, así como las inclinaciones gratuitas en los muros o pilares. Predominan, en cambio, las limpias disposiciones ortogonales. Desde el punto de vista estructural y funcional, el conjunto ha sido bien descrito por José Miguel Morales (Arquitectura del Ocio… pp. 123-125) de modo que sólo queda justificar su inclusión en este libro. A Diego Santos le ha seducido, sin duda, la dimensión escultórica de la obra. En realidad, el pretendido funcionalismo es una trampa que justifica atrevidos manierismos, como las oblicuidades en los balcones de los apartamentos (que tienen, por cierto, unos imaginativos pretiles de volúmenes prismáticos), la estilizadísima torre-poste de la iglesia, o esas enigmáticas extravagancias geométricas en y junto a la piscina. El relax se deslizó aquí bajo un ropaje que parecía querer armonizar el Estilo Internacional con la inminente avalancha de lo andaluz-neopopular. El canto del cisne de una época se escuchaba lejos y en sordina, como la sirena de un barco que se ha alejado mucho ya.

    Fuente: Ramírez, Juan Antonio; Santos, Diego; Canal, Carlos. El estilo del relax N-340. Málaga, h. 1953-1965. Málaga: C.O.A. Andalucía Oriental, 1987, p. 107.

Catalogación

Agentes

Nombre De Oriol e Ibarra, Miguel
Figura Arquitecto
Actuación Proyecto
Año 1964
Nombre Banesto
Actuación Promotor

Protección

  • Protección Grado C o zona intuida como yacimiento arqueológico pendiente de prospección (Adaptación Parcial a la LOUA, PGOU Estepona, 2011).

Información documental

  • Adaptación Parcial a la LOUA, PGOU Estepona, 2011.

Información bibliográfica

Datos geográficos

Bing Ver en Bing Mapas
ETRS 89 UTM Zona 30N 315420.94499, 4035962.90782
SRC WGS 84 36°27'04.2"N 5°03'34.7"W