Parque fluvial del cauce del río Velerín y huertos

Inicio / N-340 / Ítems patrimoniales / Provincia de Málaga / Estepona / Parque fluvial del cauce del río Velerín y huertos

Ítem número 15 de 47 en Estepona


Torre de Guadalmansa
La Torre de Guadalmansa se asocia a la defensa de la producción agrícola de los terrenos colindantes, marcando así el fuerte peso productivo que esta zona adquirió, como así ejemplificó la posterio...
Anterior
Siguiente

Torre de Velerín
La Torre de Velerín resulta ser una de las escasas construcciones de este tipo que se ubica en un entorno con un bajo nivel de construcciones contemporáneas. Incluso ha desaparecido una antigua edi...
Buscar

Espacio libre vinculado al río Velerín en su parte baja, que se localiza en la margen derecha del curso fluvial, al norte de la A-7 y colindante con el límite de la vega del río Castor. La escasa transformación de este sector ha permitido la conservación del entramado hortícola tradicional, así como la presencia de vegetación natural, manteniendo un valor ambiental y paisajístico destacado. La N-340 atraviesa perpendicularmente este espacio por su parte baja, integrándolo en el corredor como un elemento de significativa naturalidad y calidad paisajística en un contexto altamente transformado por la presión urbanística.

Periodo
Anterior a la carretera
Relación con la carretera
Visible desde la carretera
Estado actual
Pendiente
Estado de conservación
Pendiente
Protección

Protección Territorial 2 (PPCLA, 2015)

Accesibilidad
  • Dificultad de acceso: Medio
  • Visita: Continua

Descripción

El parque fluvial del río Velerín y huertos se sitúa entre éste y el río Castor, conformando un espacio eminentemente agrícola propio de una vega inundable. La mayor parte de los terrenos no han sufrido procesos de transformación significativos, aunque los aprovechamientos agrícolas tradicionales han caído en desuso, lo que ha supuesto un proceso paulatino de matorralización de la zona afectada. Los impactos actuales en el medio natural son los derivados de la construcción de las edificaciones existentes y de los caminos interiores y de acceso a las fincas. En este enclave se han mantenido algunas masas forestales y aún se conservan parcelas destinadas a olivar, cítricos y huertos. Al oeste del sector existen varias viviendas unifamiliares, algunas de ella con cierta vinculación a las explotaciones agrícolas y al norte unas instalaciones de telecomunicaciones. Al sur del sector, próximas a la autovía existen unas edificaciones de uso terciario. La mitad sureste del sector está incluida en la franja de 500 metros desde el deslinde del DPMT, y se encuentra afectada por las limitaciones derivadas de la zona de influencia en el marco de la legislación específica en materia de costas. El sector es colindante con la Autovía del Mediterráneo A-7, el cual está afectado por la zona inundable del río.

El parque fluvial se desarrolla en el ámbito de la rambla de El Velerín, jalonada por sendos cordones de cañaverales, concretamente en el sector está situado al norte de la A-7, en una zona en la que la mayor parte del frente litoral está consolidado por la edificación. La ejecución de este sector penetraría la urbanización hacia el interior, en un tramo libre de edificación por encima de la A-7. La extensión del ámbito, su localización entre las vegas inundables de los ríos Castor y Velerín, y la existencia al suroeste del mismo de unos terrenos colindantes al DPMT destinados a sistema general de espacios libres, otorgan a este sector un papel relevante para posibilitar una conexión de las vegas tradicionales con la costa en un tramo de litoral muy consolidado con usos urbanos. Los principales usos asociados a estos espacios libres se asocian a actividades didácticas, de ocio, recreo y deportivas compatibles con la conservación de los recursos y valores naturales y paisajísticos, así como con el desarrollo de las actividades económicas tradicionales agrarias, ganaderas extensivas y forestales.

Los usos agrícolas sobrevivientes se representan mediantes aprovechamientos hortícolas costeros de estructura tradicional relacionada en gran medida con su origen como fuente de abastecimiento campesino. Las producciones, tanto de cultivos hortícolas, como de los frutales son difíciles de estimar, aunque suelen estar enfocadas a los propietarios y escasamente al mercado local. Se riegan con pozos de agua poco profundos, cuando no existe agua de riego de los ríos. El Plan Especial de Protección del Medio Físico de la provincia de Málaga delimita parte del complejo hortícola bajo un sistema de gestión de protección cautelar, debido al destacado interés ambiental de este tipo de aprovechamientos tradicionales, dentro del paisaje agrícola singular de las "Huertas de Estepona", en un contexto fuertemente alterado por la presión urbanística asociada al turismo. La zona queda delimitada por encima del Cortijo Pancho en 1.200 metros en ambas márgenes del río.

Fuente: Plan de Protección del Corredor Litoral de Andalucía, 2015, Plan Especial de Protección del Medio Físico y Catálogo de la provincia de Málaga. 2007..

Catalogación

Protección

Protección Territorial 2 (PPCLA, 2015)

Información documental

  • Plan de Protección del Corredor Litoral de Andalucía, Fichas de información-diagnóstico: suelo urbanizable, 2015
  • Plan Especial de Protección del Medio Físico y Catálogo de la provincia de Málaga. 2007.

Información bibliográfica

Datos geográficos

Bing Ver en Bing Mapas
ETRS 89 UTM Zona 30N 312421.76331, 4035839.43377
SRC WGS 84 36°26'53.4"N 5°05'39.2"W