Torre Ladrones

Inicio / N-340 / Ítems patrimoniales / Provincia de Málaga / Marbella / Cordón dunar Las Chapas / Torre Ladrones

Ítem número 25 de 62 en Cordón dunar Las Chapas, Marbella


Dunas de Artola
El Monumento Natural de las “Dunas de Artola” (2003) es uno de los enclaves más representativos de lo que fue el gran cordón dunar marbellí. Con una extensión de 15 ha (área protegida) y una longit...
Anterior
Siguiente

Antigua Casilla de Peones Camineros
Antigua casilla de peones camineros que, desgraciadamente, ha sido demolida para ser sustituida por el Centro de Control Túneles San Pedro Alcántara. Se trataba de una edificación de arquitectura t...
Buscar

También denominado Torre Vigía Ladrones

Periodo
Anterior a la carretera
Relación con la carretera
Visible desde la carretera
Estado actual
Rehabilitado
Estado de conservación
Pendiente
Protección
  • BIC monumento (inscrito BOE 29/06/1985)
  • Nivel 1. Edificio de Protección Integral. Categoría A (PGOU Marbella, 2010)
  • Nivel 1. Protección Arqueológica Integral (PGOU Marbella, 2010)
Accesibilidad
  • Dificultad de acceso: Bajo
  • Visita: Continua

Descripciones

  • Se trata de la primera de las torres almenaras que se encuentra en el término municipal de Marbella viniendo de Málaga. Está situada junto al Monumento Natural de las Dunas de Artola, sin obstáculos apreciables que dificulten su visión.

    Se situa próxima a la playa en una zona de dunas y sin obstáculos apreciables que dificulten su visión (Salvo una antigua vivienda a pocos metros, en su lado este).

    Esta torre es de procedencia nazarí (S. XIII-XV). Sufrió frecuentes desperfectos quedando en estado ruinoso. A mediados del S. XVI se acometen obras (especialmente inciden en un reforzamiento de su base con un revellin) que le configuran su fisonomía actual.

    La torre presenta forma de prisma cuadrado de 3,65 metros de lado y 14,60 metros de altura. Interiormente se distribuía en varias salas con bóvedas de ladrillo apoyadas sobre pechinas de las cuales no se conservan ninguna. Diversos tramos de escalera las comunicaban teniendo salida final por un escotillón a la azotea, también desaparecida. Presenta un importante añadido en su base; un revellín piramidal y un macizo cuadrado sobre él.

    Su fábrica es de mampostería, con esquineras y doble verdugada de ladrillo entre sus tapias. Esta torre, totalmente restaurada, debe su nombre a las ladroneras que tiene en la parte superior, desde las cuales se defendía el torrero.

    Datos Históricos

    El nombre evoca trágicos accidentes, así lo supuso Richard Ford, en su famoso manual para viajeros, al decir que esta torre había sido "escenario de muchos actos audaces y sangrientos" y aunque su comentario fuese casualmente certero, no acertó por el influjo de su dominación. El nombre, conocido al finalizar el siglo XV, debe referirse a los voladizos o matacanes de protección, todavía llamadas lasroneras; Mármol Carvajal, al relatar la defensa de la torre de Istán, dice que fueron "arrojadas gruesas piedras por el ladrón". En las Instrucciones de 1497 y Provisión de 1511 se dispone que en la torre de Ladrones, entonces siguiente a la torre de la Mar, de Marbella, hubiese de forma continuada un vigía, nombrado por la ciudad y con jornal de veinticinco maravedíes, pagaderos de las rentas de los moros.

    Fuente: Base de datos del Patrimonio Inmueble de Andalucía (BDI)

  • Fortificación existente en el partido y municipio de Marbella.

    En la Instrucción de 1497 aparece la Torre de los Ladrones con un peón que había de costear la ciudad de Marbella.

    En la Provisión de 1501 también figura la Torre de Ladrones con un atalaya; era la más oriental del término de Marbella, a Poniente de la Estançia de la Cala del Moral, ya en el término de Málaga.

    Temboury señaló que antes de 1563 debió de ser víctima de algún rayo y que a partir de 1566 se mandaron realizar obras de importancia a Juan Pérez, que consolidó la torre. Interiormente se distribuía en tres salas cubiertas por bóveda vaída y en el terrado tenía una garita para dos guardas.

    Antonio Moreno hace referencia a Torre Ladrones en 1567 indicando sólo que se encuentra en tierra muy áspera.

    En la visita realizada en 1571 por Antonio de Berrio y Luis Machuca encontraron dos guardas en esta atalaya, que no necesitaba reparos.

    En la visita realizada en 1726 por Bartolomé Amphoux indicó que Torre Ladrones necesitaba una caponera y el revoco de una parte de la misma, presupuestándolo todo en 180 reales de vellón.

    En la visita realizada en 1739 por el Marqués de Valdecañas anotó Torre Ladrones, a Levante de la Torre del Real de Zaragoza y a Poniente de la de Cala Honda.

    Según informe redactado en 1749 por Jerónimo Amici la Torre de Ladrones necesitaba 3 almudes de cal para sus reparos y una puerta que presupuestó en 24 reales de vellón y 31 maravedís, más el coste de la mano de obra.

    En la relación de 1752 Agustín Ibáñez anotó que la Torre de Ladrones, como las restantes del partido de Marbella, necesitaba algunos reparos que no especificó.

    En la relación sin firma de 1759 figura la Torre de Ladrones se hallaba en buen estado, aunque eran necesarios 100 reales de vellón para ciertos recalzos, repellos y enlucidos.

    En la visita realizada en 1762 por Antonio María Bucarelli anotó que la Torre Ladrones se hallaba en mediano estado y podía tener artillería, asimismo indicó que a su pie tenía un pequeño cuerpo de guardia con cuatro soldados de caballería de la costa.

    En el estado de las torres realizado en Málaga el 15-11-1763 por Juan de Urbina la Torre de Ladrones tenía dos torreros y 6 fanegas de secano.

    En el Reglamento de 1764 figura la Torre de Ladrones, la más oriental del partido de Marbella, con un cabo y dos torreros de dotación.

    En la relación de 1765 Esteban Aymerick anotó que la Torre Ladrones, última del partido de Marbella, sólo podía servir de atalaya, resultando imprescindible para correr los rebatos, pero necesitaba rehacerle su explanada y otros reparos que fueron presupuestados en 300 reales de vellón.

    El Plan General de Obras redactado en 1767 por José Crame señaló que la Torre de Ladrones, la más oriental del partido de Marbella, necesitaba para ponerse en estado de servicio diversos reparos que fueron presupuestos en 300 reales de vellón.

    En el informe redactado por Ramón de Nabas el 26-12-1773 se indicó que la Torre de Ladrones se hallaba en buen estado.

    En la relación redactada en Málaga el 18-8-1774 Francisco Gozar anotó que Torre Ladrones se hallaba en buen estado.

    En el informe realizado en Málaga el 12-12-1781 por el mismo Gozar señaló que la Atalaya de Torre de Ladrones se hallaba en buen uso.

    En 1783 Joaquín de Villanova anotó que la Atalaya de Ladrones necesitaba un cahíz de cal, algunos ladrillos y un cerrojo, que presupuestó en 200 reales de vellón.

    En el derrotero de 1878 figura la Torre Ladrones próxima a la Punta del mismo título.

    En el informe fechado en Granada el 31-1-11821 por Juan Pérez señaló que la Torre Atalaya de Ladrones necesitaba pequeños reparos que presupuestó en 400 reales de vellón.

    En 1830 Mauricio Rodríguez de Berlanga describió la Torre vigía de Ladrones, de figura cuadrilátera de 22 a 24 varas de altura, con cuatro pisos, sin referir nada acerca de su estado; estaba guarnecida por un cabo, dos torreros y cuatro soldados de infantería que se refugiaban en una barraca próxima.

    En el informe de 1849 Miguel de Santillana indicó que la Torre vigía de Ladrones, a 600 pies del mar, tenía figura circular y se hallaba arruinada; sus torreros disfrutaban de 9 fanegas de tierra y media de espartizal, en la inmediación de la Torre había dos chozas que ocupaban los carabineros.

    En la memoria de 1857 José Herrera García anotó que la Torre vigía de Ladrones, a 120 varas del mar, era de planta rectangular de 9 x 7 varas y el primer cuerpo, de 4 varas de altura, era un parte de sitaba varios reparos; en el proyecto de estaciones telegráficas establecido en dicho año por el citado Herrera la incluyó como una de las mismas.

    En el derrotero de 1860 se anota la existencia de la Punta y Torre de Ladrones y los de 1873, 1906 y 1945 añaden que es cuadrada y hay una caseta de carabineros cerca de ella.

    Temboury indica que es un prisma cuadrado de 3,65 metros de lado y 14,60 metros de altura, hallándose en estado ruinoso.

    El derrotero de 1991 señala que la Torre y Punta Ladrones se halla sobre una punta arenosa y es cuadrada, presentando en dicha fecha su parte alta comenzando a derrumbarse; se hallaba pegada a ella hacia la costa una casa pequeña.

    Fuente: Gil Albarracín, Antonio. Documentos sobre la defensa de la costa del Reino de Granada (1497-1857). Almería: Grilselda Bonet Girabet, 2004, p. 324-325.

Catalogación

Tipologías

Tipología Torres vigías
Actividad Defensa
Cronología Edad Media
Estilo nazarí

Protección

  • BIC monumento (inscrito BOE 29/06/1985)
  • Nivel 1. Edificio de Protección Integral. Categoría A (PGOU Marbella, 2010)
  • Nivel 1. Protección Arqueológica Integral (PGOU Marbella, 2010)

Información documental

  • Archivo Central de la Consejería de Cultura. Inventario de yacimientos arqueológicos de la Provincia de Málaga. Torre de Ladrones, 1989.
  • Archivo de la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura de Málaga. Delegación Territorial de Educación, Cultura y Deporte de Málaga, Relación de Coordenadas UTM de diversos yacimientos arqueológicos. Torre de Ladrones, 1998.
  • Ayuntamiento de Marbella. LOGGIA, GESTIÓN DEL PATRIMONIO CULTURAL, Plan General de Ordenación Urbanística . Catálogo general del patrimonio urbano y arqueológico protegido. Torre de los Ladrones, 2010.
  • Base de datos del Patrimonio Inmueble de Andalucía (BDI)

Información bibliográfica

Datos geográficos

Google Street View Ver en Google Maps
ETRS 89 UTM Zona 30N 343841.08282, 4039184.82498
SRC WGS 84 36°29'06.9"N 4°44'35.9"W