Plaza de Toros de Nueva Andalucía

Inicio / N-340 / Ítems patrimoniales / Provincia de Málaga / Marbella / Plaza de Toros de Nueva Andalucía

Ítem número 19 de 62 en Marbella


Hotel Don Carlos
El Hotel Don Carlos, antiguo Hotel Marbella Palace Hilton, constituye junto con Torre Real, una arquitectura que opta por la solución en altura para constituirse como un hito en el paisaje litoral ...
Anterior
Siguiente

Depósito de agua en urb. Pueblo Andaluz
Junto al giro que realiza la N-340 aproximándose a la costa en su llegada al término municipal de Mijas, encontramos el depósito de la urbanización Pueblo Andaluz. Éste se inserta dentro de la tram...
Buscar
Periodo
1951–1975
Relación con la carretera
Visible desde la carretera
Estado actual
Original
Estado de conservación
Bueno
Protección
  • Nivel 1. Edificio de Protección Integral. Categoría B (PGOU Marbella, 2010).
Accesibilidad
  • Dificultad de acceso: Bajo
  • Visita: Según horario

Descripciones

  • En el contexto específico de la Costa del Sol la arquitectura de las plazas de toros se puede considerar arquitectura turística, introduciendo esta apreciación matices a la formalización de su arquitectura. Estas piezas se desvinculan del compromiso con la ciudad que tradicionalmente ha jugado la plaza de toros, abandonando un tratamiento de su cerramiento como fachada urbana y apostando por una presencia volumétrica mucho más opaca y maciza, lejos ya de las referencias formales de la modulación presente en el Coliseo romano, antecedente programático de estas construcciones. Es el caso claro de la Plaza de Toros conocida como de Puerto Banús, que se ubica en el término municipal de Marbella alejado de su casco histórico dentro de la urbanización Andalucía la Nueva.

    Se trata de una construcción de planta circular que genera una volumetría cilíndrica localizada en alto sobre una ladera al Norte de Puerto Banús. El autor abandona drásticamente los lenguajes historicistas tradicionalmente relacionados con la tipología así como el tratamiento del cerramiento de forma muy transparente a modo de logia corrida que rodea el ruedo y el graderío. El proyecto propone en contraste un esquema tripartito, el basamento a modo de soportal cuya estructura de pilares opta por el color blanco, cuyo fondo se realiza en ladrillo. El segundo cuerpo lo conforma el muro de ladrillo que contiene el graderío y en el que los únicos huecos que son los accesos a la plaza y unas pequeñas celosías blancas que proporcionan luz y ventilación a las galerías de distribución. Por último una pérgola de hormigón sobre pilares que remata el conjunto; se trata de una cubierta laminar a base de paraboloides hiperbólicos que aumentan el efecto de extrañamiento tipológico que provoca este edificio.

    El tratamiento de los materiales es realmente destacable; el arquitecto combina la masividad plástica del trabajo realizado en ladrillo con un tratamiento monumental y decorativo de la estructura de hormigón aplicado al uso de plaza de toros. La descripción compleja de su estructura deja patente la dificultad que debió suponer en los años sesenta la adscripción al hormigón para solventar la estructura completa del edificio.

    "Existen así pues cuarenta y seis entramados radiales, enlazados en todos los nudos por vigas circulares, formándose ocho bloques independientes de seis entramados cada uno para disponer de ocho juntas de dilatación."

    La plaza cae en desuso y queda a merced de las intenciones especulativas. El solar que ocupa está en la actualidad en una ubicación inmejorable, en el área de Puerto Banús y sobre una cota que le permite disfrutar de vistas sobre el litoral.

    Datos Históricos

    El carácter turístico que se apropia indefectiblemente de la Costa del Sol genera unas demandas programáticas vinculadas especialmente a las actividades de disfrute y descanso. La construcción de plazas de toros parecía ineludible, dado el origen nacional del espectáculo era reclamado tanto por el turismo nacional aficionado a la fiesta como por el internacional que desde el desconocimiento lo disfrutaba como una estampa "typical Spanish." Es por ello que desde los años sesenta se presenta como una arquitectura propia de la Costa de Sol, construyéndose en la mayoría de sus municipios e incluso en algunas urbanizaciones una plaza de toros.

    La construcción casi instantánea propia de la concepción consumista de los programas turísticos, hace que su autor, Luis María de Gana y Hoyos realice un diseño casi igual que el proyecto que propuso para la Plaza de toros de Vista Alegre en Bilbao. El proyecto para la Plaza de Toros de Puerto Banús da la oportunidad de mejorar aquellos puntos que no habían quedado totalmente resueltos en el proyecto para Bilbao.

    En este panorama de construcción de plazas de toros como producto turístico debemos destacar junto con la plaza que nos ocupa, la realizada en Estepona por el arquitecto Juan Mora Urbano en el año 1972 y considerada por José Miguel Morales Folguera como un proyecto más innovador e interesante que el propuesto por Luis M. de Gana y Hoyos para Marbella. Se trata de la primera plaza de toros asimétrica del mundo y la propuesta es fruto de la investigación del autor en el marco de sus estudios en Estados Unidos.

    Luis María de Gana y Hoyos trabajó como arquitecto de Regiones Devastadas del área Norte, ejerciendo así mismo de arquitecto municipal de Leioa. Fue colaborador del arquitecto Eugenio Aguinaga con el que compartió estudio. Entre sus proyectos cabría destacar los siguientes: su residencia en Artaza, edificio social de Seguros Bilbao (1956), edificio de Viviendas en Gran Vía (1960) y bloques de viviendas en Zabálburu (1965). Desde principios de los años treinta hasta los años sesenta del siglo XX publica diversos artículos en la "Revista Nacional de Arquitectura."

    Fuente: Base de datos del Patrimonio Inmueble de Andalucía (BDI).

  • Cronológicamente la primera es la de la Urbanización Andalucía la Nueva, localizada dentro del Término Municipal de Marbella. Su autor fue el arquitecto bilbaino Luis Mª de Gana, quien al parecer recibió el encargo de ejecutarla a imagen de la también realizada por él en Bilbao. De esta forma en febrero de 1965 firma el correspondiente proyecto, en el que intenta corregir los defectos de aquélla y mejorar el conjunto con la experiencia obtenida entonces.

    La organización estructural y formal recuerda con bastante exactitud la de los anfiteatros romanos, exveptuando la diferencia entre la planta circular de ésta y la elipsoidal de aquéllos. Existen así pues cuarenta y ocho entramados radiales, enlazados en todos los nudos por vigas circulares, formándose ocho bloques independientes de seis entramados cada uno para disponer de ocho juntas de dilatación. Los pilares tienen sección constante en toda su altura, pues si bien la carga aumenta en sentido descendente, las flexiones más importantes corresponden a las zonas voladas. Bajo las gradas las perimetrales galerías de circulación sirven también de soportes verticales y horizontales.

    Una vez salvada la organización estructural, la propia funcionalidad del conjunto impone la organización de las diferentes zonas, a partir y hacia el ruedo, donde radialmente tiene lugar la lidia del toro bravo, como parte esencial del festejo. Siguiendo la tramoya casi religiosa de la denominada fiesta nacional, en torno al anillo del ruedo se sitúan ocho tendidos, cuatro de sol, el tres-cuatro-cinco-seis, y cuatro de sombra, siete-ocho-uno-dos. En el centro de la sombra, es decir, en el punto de contacto de los tendidos uno y ocho, se sitúa la presidencia, y bajo ella la puerta grande, que permite bajar de la galería de tendidos al ruedo por las escaleras. Diametralmente opuesto en el centro del sol está el patrio de cuadrillas.

    En la composición de los exteriores se ha procurado estar de acuerdo con el estilo tradicional de la región y en definitiva con el neomudejarismo tradicional de las plazas de toros españolas, en cuanto a la utilización de los materiales de cerramientos. Predomina pues el ladrillo tosco y con las puntas muy anchas y rehundidas. Queda el fondo del soportal en su color natural, para que destaque la arquería encalada, mientras que en la parte superior a este piso bajo algunos de los ladrillos sobresalen del fondo uniforme, con objeto de conseguir una agradable composición de sombras arrojadas. Destacan de trecho en trecho entre el color rojizo uniforme de la fachada correspondiente a las gradas los cerramientos con celosías encaladas para la iluminación y aireación de las galerías interiores. Como coronación al entramado estructural existe una cubierta laminar, realizada a base de paraboloides hiperbólicos, que se proyectan en lo alto de la fachada exterior en forma de piñones triangulares definidos.

    Fuente: Morales Folguera, José Miguel. La Arquitectura del Ocio en la Costa del Sol. Málaga: Universidad de Málaga, 1982, p. 183-184.

  • Esta pequeña plaza de toros, que guarda grandes semejanzas estilísitcas con la plaza de Vista Alegre de Bilbao, remodelada por el mismo autor, es un hábil ejercicio de uso de materiales y texturas poco usuales al servicio de una tipología muy singular. La plaza, construida sobre un zócalo de hormigón en una pequeña ladera que domina la zona marbellí de Puerto Banús, es una construcción ciilíndrica que carece de huecos exteriores, a excepción de las puertas de acceso, que se sitúan a partir de dicho zócalo y a las que se accede a través de pequeñas escaleras de directriz circular.

    El volumen está formado, a su vez, por tres cilindros superpuestos: el interior, de color blanco y que hace de basamento, un segundo cuerpo ciego que contiene el graderío de la plaza y, por fin, un tercer cuerpo formado, al igual que en Vista Alegre, por una estructura de hormigón visto sobre pilares también de hormigón que, a modo de pérgola, recorre todo el perímetro de la plaza. Una curiosa obra de fábrica de ladrillo visto resuelve el paramento exterior de cierre.

    Fuente: VV.AA. La Arquitectura del sol_Sunland architecture. Barcelona: Colegios Oficiales de Arquitectos de Cataluña, Comunidad Valenciana, Islas Baleares, Murcia, Almería, Granada, Málaga y Canarias, 2002, p. 279.

Catalogación

Tipologías

Tipología Plazas de toros
Actividad Espectáculo taurino
Cronología 1965

Agentes

Nombre De Gana y Hoyos, Luís María
Figura Arquitecto
Actuación Proyecto
Año 1965

Protección

  • Nivel 1. Edificio de Protección Integral. Categoría B (PGOU Marbella, 2010).

Información documental

  • Archivo del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico. LOREN MÉNDEZ, Mar, Registro Andaluz de Arquitectura Contemporánea. Provincia de Málaga. Plaza de Toros de Andalucía la Nueva, 2007.
  • Ayuntamiento de Marbella. LOGGIA, GESTIÓN DEL PATRIMONIO CULTURAL, Plan General de Ordenación Urbanística de Marbella. Catálogo General del Patrimonio Urbano y Arqueológico Protegido. Plaza de Toros de Andalucía la Nueva, 2005.

Información bibliográfica

Datos geográficos

Google Street View Ver en Google Maps
Bing Ver en Bing Mapas
ETRS 89 UTM Zona 30N 324557.72817, 4040292.21056
SRC WGS 84 36°29'30.8"N 4°57'31.4"W