Parador Montemar

Inicio / N-340 / Ítems patrimoniales / Provincia de Málaga / Torremolinos / Secuencia de la Travesía de Torremolinos / Parador Montemar

Ítem número 10 de 20 en Secuencia de la Travesía de Torremolinos, Torremolinos


La Carihuela
Anterior
Siguiente

Urbanización Eurosol-Euromar
El conjunto residencial Eurosol-Euromar propone, en los años sesenta la expansión turística de Torremolinos hacia el Oeste, vertebrado en su borde litoral por la carretera N-340 su principal refer...
Buscar

También denominado Antiguo cortijo de Cucazorra y Conjunto Residencial doña Carlota

Periodo
1926–1950
Relación con la carretera
Visible desde la carretera
Estado actual
Modificado
Estado de conservación
Pendiente
Accesibilidad
  • Dificultad de acceso: Bajo
  • Visita: Privado

Descripción

Carlota Alessandri Aymar, propietario del Cortijo de Cucazorra y de numerosas tierras en el sector de La Carihuela, decidió convertir este cortijo situado en Montemar en parador en el año 1934, con ingleses como primeros clientes. Esta es la primera referencia turística de Torremolinos lejos de nuestras fronteras. En 1942 tuvo lugar la apertura del hotel La Roca, con lo que hizo su aparición la primera propaganda escrita, la primera promoción no sólo del hotel La Roca, sino también de Torremolinos. Estos dos hoteles pidieron permiso en 1944-45 para acotar unos metros de playa y establecer balnearios para el exclusivo uso de sus huéspedes.

[...]

Balneario de La Carihuela

En mayo de 1945, Carlota Alessandri, propietaria de la finca y hotel Montemar, solicitaba «autorización para acotar unos ochenta metros de la playa delante del citado hotel para servicio de baños de los huéspedes del mismo, en la actual temporada de verano».

El 11 de junio el ingeniero jefe de Obras Públicas autorizaba la petición bajo una serie de condiciones:

1º) El permiso servía para acotar 80 metros de playa de La Carihuela para el servicio de baños de los huéspedes del hotel Montemar, pero con la condición de dejar espacio lo suficientemente ancho para el paso y el ejercicio de la pesca.

2º) La instalación no podría ser dedicada a otros fines distintos de los especificados en la instancia, y la concesionaria estaría obligada a levantar dichas vallas al terminar la temporada de baños.

Días después, Carlota Alessandri solicitaba en esta ocasión que le fuesen delimitadas las lindes de la expresada finca de Montemar de lo que se consideraba playa y zona de Obras Públicas. Le contestaron que para ello remitiera a aquella dependencia los títulos que acreditasen la propiedad de los mencionados terrenos y, además, ingresase en caja la suma de 251.018 pts., cantidad a la que ascendía el replanteo.

Existen ya dos concesionarios permanentes en dicha playa: una a José Abelló Pascual para construir un balneario hidroterápico, y otro a Palmira Gallo Rodelos para ocupar una parcela para un edificio dedicado a industria textil pesquera.

Finalmente no fue necesario efectuar el replanteo de los terrenos, y se le devolvió a la propietaria el dinero depositado en cuenta. Este balneario permaneció hasta 1955.

Fuente: Lara García, María Pepa. Balnearios en Torremolinos. Isla de Arriarán: revista cultural y científica, no. 10, 1997, p. 227-228 y 233-234.

Catalogación

Tipologías

Actividad Hostelera
Cronología 1934
Actividad Apartamentos
Cronología 1988

Agentes

Nombre Alessandri Aymar, Carlota
Figura Propietaria
Año 1933
Nombre Edipsa
Figura Promotor
Año 1990

Información bibliográfica

Datos geográficos

Google Street View Ver en Google Maps
ETRS 89 UTM Zona 30N 365071.97951, 4052616.99984
SRC WGS 84 36°36'34.3"N 4°30'31.4"W