Torre de la Chullera

Inicio / N-340 / Ítems patrimoniales / Provincia de Málaga / Manilva / Conjunto de Chullera / Torre de la Chullera

Ítem número 8 de 10 en Conjunto de Chullera, Manilva


Tramo rectificado N-340
En el arroyo Calataraje el trazado original de la carretera se adentraba formando una "U" algo más de 200 para buscar un buen lugar para situar una pequeña obra de paso sobre el arroyo. Esta "U" fu...
Anterior
Siguiente

Castillo de la Duquesa
Entre las torres de la Chullera y la del Salto de la Mora se sitúa el Castillo de la Duquesa. Tanto sus instalaciones como sus alrededores siempre se han asociado a la presencia de militares, como ...
Buscar

El comienzo de la N-340 en la provincia de Málaga está marcada por la presencia de la Torre de la Chullera, en el extremo de la punta del mismo nombre. Su posición estratégica permite dominar la costa gaditana hasta el peñón de Gibraltar y los primeros kilómetros de la malagueña. En pleno trazado curvo se puede divisar esta torre que queda en la parte Sur de la carretera, en una porción de terreno en el que se aprecian algunas transformaciones que no permiten acercarse a la torre con facilidad.

También denominado Torre Vigía La Chullera y Torre de la Culebra

Periodo
Anterior a la carretera
Relación con la carretera
Visible desde la carretera
Estado actual
Pendiente
Estado de conservación
Pendiente
Protección
  • BIC monumento (inscrito BOE 29/06/1985).
Accesibilidad
  • Dificultad de acceso: Medio
  • Visita: Continua

Descripciones

  • Es de forma troncocónica, siendo la longitud de la circunferencia de la base de 23.40 m lo que supone un diámetro de 7.45 m que pasa a ser de 5.75 en el exterior de la azotea. La altura es de 10.05 hallándose la puerta de ingreso a una cota de 6.15 del suelo, la escarpa es de 75 cms lo que supone un desplome de 7.5 por ciento.

    Fue fabricada con mampostería de piedra pequeña caliza y bermeja, colocada en hiladas horizontales. Su cuerpo alto parece responder a una reedificación de principios del siglo XVI, a juzgar por su composición, con mampuestos reducidos y desordenados, en ellos se intercalan algunos ladrillos a tizor. En su lado alto occidental se conserva un trozo enlucido llagueado en blanco que es característico de iglesias y fortalezas malagueñas y granadinas e principios del XVI. También se encuentra un revoco muy posterior en el basamento macizo.

    Datos Históricos

    Se ubica en el límite occidental de la provincia, entre dos ensenadas.

    Encontramos noticias sobre él en 1497 en las "Instrucciones para la guarda de la Costa" dadas por los Reyes Católicos a las ciudades, villas y lugares del Obispado de Málaga, ya se la denominaba Torre de la Chullera; también hacia 1780 se la llamaba Torre de la Culebra, nombre de un arroyo cercano.

    Una real cédula de 1516 inquiría la necesidad de construir una nueva torre en la boca del río Guadiaro, seguramente en sustitución de otra pequeña, cilíndrica, de piedra en bruto y poco espesor, que había sido destruida por un rayo. La nueva atalaya es mayor , sólida de forma troncocónica y realizada en mampostería. Este torreón contaba con agua de pozo y retransmitía las alarmas entre las torres de Guadiaro y la del Salto de la Mora, esto es, cubriendo 9 Km. Su conservación es muy buena, tan sólo en la base se ha deteriorado por robo de piedras; se conserva la bóveda, parte del pretil, la puerta y la ventana de vigilancia; sobre éstos huecos están las ménsulas de piedra que sostuvieron los matacanes de protección.

    Fuente: Temboury Álvarez, Juan. Torres Almenaras (Costa occidental). Málaga: Diputación Provincial de Málaga, Instituto de Cultura, 1975, p. 39-40, Base de datos Patrimonio Inmueble de Andalucía

  • Fortificación de planta circular distante media legua a Levante del río Guadiaro, fue la más occidental de las instalaciones militares del Reino de Granada, hasta que fue transferida a dicha jurisdicción de la Torre de Guadiaro; se halla en el mando de Estepona y término municipal de Manilva.

    En la Instrucción de 1497 ya aparece la Torre de la Chullera, asignándole tres guardas que habían de costear los moros de Casares con la ayuda de los de la Serranía de Villaluenga, de lo qye cabe deducir su origen islámico.

    También aparece referencia a esta atalaya en la Provisión de 1501, pagando igualmente sus tres guardas los de Casares, como se habúa hecho hasta entonces.

    Asimismo aparece referencia en una cédula de 1516 a la Torre de Chullera y los tres guardas de su dotación.

    En la visita realizada en 1571 por Antonio de Berrio y Luis Machuca encontraron la Torre de la Chullera en buen estado, pues sólo necesitaba dos celemines de yeso o de mezcla para repellar la bóveda, que como cualquier reparo era a costa de los propios de Gibraltar; tenía una dotación de tres guardas, que pagana el Duque de Arcos, pero aconsejaron doblarla para atender las escuchas en las Calas del Lantisco y de las Adargas.

    En 1739 el Marqués de Valdecañas la cita como las más occidental del litoral del Reino de Granada, encontrándola en buen estado; era mantenida por el Duque de Arcos.

    En el informe sin firma de 1759 figura que esta torre se hallaba en buen estado.

    En la visita realizada en 1762 por Antonio María Bucarelli anotó que la Torre de la Chullera se hallaba en buen estado y tenía capacidad para dos cañones de a 4 libras, pero sólo tenía uno desmontado; era del Duque de Arcos que sufragaba sus torreros.

    En el estado de las torres realizado en Málaga el 15-11-1763 por Juan de Urbina la Torre de la Chullera tenía dos torreros y un cañón de a 4 libras.

    En el Reglamento de 1764 figura la Torre de la Chullera, del partido de Estepona, con un cabo y tres torreros de dotación.

    En la relación de 1765 Esteban Aymerick anotó que la Torre de la Chullera tenía poca capacidad para dos cañones, por lo que sólo se instalaría uno de a 4 libras, previo refuerzo de su bóveda y diversos recalzos y repellos, presupuestando dichos trabajos en 1710 reales de vellón.

    El Plan General de Obras redactado en 1767 por José Crame señaló que la Torre de la Chullera necesitaba reforzar su bóveda y rebajar el parapeto a la altura de su barbeta para admitir los dos cañones de a 4 libras de su dotación y otros reparos que fueron presupuestados en 1500 reales de vellón.

    En el informe redactado por Ramón de Nabas el 26-12-1773 se indicó que la Torre de la Chullera se hallaba en buen estado.

    En la relación redactada por Francisco Gozar el 18-8-1774 anotó que la Torre de la Chullera, capaz para dos cañones de a 4 libras, se hallaba en buen estado.

    En el informe realizado en Málaga el 12-12-1781 por el mismo Gozar señaló que la Torre de la Chullera necesitaba 800 reales de vellón para sus reparos, cuyo pago correspondía al Duque de Arcos.

    En 1783 Joaquín de Villanova anotó que la Torre de la Chullera necesitaba medio cahíz de cal para ciertos revocos y una puerta con su cerrojo, presupuestándolo en 200 reales de vellón.

    En 1784 José de Veciana anotaría que la conservación y mantenimieno de la Torre de la Chullera, igual que las de la Duquesa y del SAlto de la Mora, era a cargo del Duque de Arcos.

    En el informe fechado en Granada el 31-1-1821 por Juan Pérez señaló que la Torre Atalaya de la Chullera necesitaba pequeños reparos que presupuestó en 400 reales de vellón.

    En el informe redactado en 1830 por Mauricio Rodríguez de Berlanga señaló que era de planta ciruclar y tenía una dotación de seis infantes.

    En 1849 Miguel de Santillana señaló que la Torre vigía de la Chullera era de base circular, pero se hallaba deteriorada y necesitaba diversos reparos; carecía de tierras, pues pertenecían al Duque de Arcos, y con su inmediación había tres chozas de torreros.

    En la memoria de 1857 José Herrera García describió la Torre vigía de la Chullera con palnta casi cilíndrica, de 27 1/2 varas de circunferencia inferior, en buen estado, aunque necesitada de varios reparos; en el proyecto de estaciones telegráficas establecido dicho año por el citado José Herrera incluyó como una de las mismas la Torre de la Chullera.

    En el derrotero de 1873 se anota que sobre la Punta de la Chullera o de Cala Sardina se halla la antigua Torre de la Chullera y una caseta de carabineros.

    Según Temboury, que la considera del siglo XVI, hacia 1780 se la denominaba Torre de la Culebra, título con el que se conocía un arroyo cercano, asignándole 23,40 metros en la base, cuyo diámetro resultante es de 7,45, la altura total de 10,05 metros y la puerta se halla a 6,15 del suelo, su escarpa de 0,75 metros, equivalente a un 7% de talud.

    En el derrotero oficial de 1991 se indica la existencia de una torre antigua de la Chullera muy cerca de la Punta del mismo título.

    Fuente: Gil Albarracín, Antonio. Documentos sobre la defensa de la costa del Reino de Granada (1497-1857). Almería: Grilselda Bonet Girabet, 2004, p. 272-273.

Catalogación

Tipologías

Tipología Torres vigías
Actividad Defensa

Protección

  • BIC monumento (inscrito BOE 29/06/1985).

Información documental

  • Archivo de la Delegación Provincial de la Consejería de Cultura de Málaga. Delegación Territorial de Educación, Cultura y Deporte de Málaga, Relación de Coordenadas UTM de diversos yacimientos arqueológicos. Torre de Chullera, 1998.
  • Archivo Central de la Consejería de Cultura. Inventario de yacimientos arqueológicos de la Provincia de Málaga. Torre de Chullera, 1989.

Información bibliográfica

Datos geográficos

Google Street View Ver en Google Maps
ETRS 89 UTM Zona 30N 298188.74976, 4020801.09144
SRC WGS 84 36°18'40.0"N 5°14'52.3"W